jueves, 2 de agosto de 2012

Sin título, siquiera...




Si me preguntabas hace una hora como estaba, te hubiera dicho que mal.
Pero ahora la verdad, es que peor que hace una hora, cuando creía que había tocado fondo con la angustia.
No voy a poder explicarte lo que me está pasando porque sería largo, no sabría cómo, me arrepentiría y además corro el riesgo que no me escribas más, ni siquiera este cachito.
Lo cierto es que sé que estoy haciendo cagada, y eso es lo único bueno. Que lo sé. Y que estoy tratando de salir con todas mis fuerzas y con las herramientas que tengo, que son pocas pero contundentes. Y que en algún momento cuando pueda, buscaré ayuda y se me allanará el camino, se iluminarán las tinieblas y todo esto formará parte del pasado y de una experiencia que necesitaba vivir en carne propia, para poder crecer y aprender de valores y de prioridades. 
No puse límites, no supe negarme, di todo lo que me pedían y fue tanto que me quedé sin nada. Sin pilares, sin dignidad.
Sin saber que cuanto más daba, más se me exigiría. Sin sospechar que nunca conformaría a nadie. Que cada vez me alejaría más, de la ya poca gente querida que me rodeaba.
Y me quedé vacía. 
Así estoy ahora. A un paso del abismo. Escribiéndote. Y tratando con todas mis ganas, de recular.

6 comentarios:

Marce dijo...

Para Ato, que preguntó.

A.Torrante dijo...

Es hora entonces de convertir tus brazos en alas y volar hacia un lugar más alto par recuperar todo lo perdido.
No es fácil, pero el primer paso es dar la vuelta y juntar sólo los pedazos que te sirven. No juntes los "peso muerto", porque tenés que estar lo más liviana posible.
Lo bueno de la dignidad por ej. es que no se pierde, siempre está con uno, tal vez relegada, pero ni bien la convocás, reaparece al toque.
Eso sí, lo único que te pide es que no la convoques al pedo.
Además, si relees tu anterior entrada sabés que no podés darte el lujo de no hacerlo.
Beso y abrazo grande Marce!

f dijo...

pensar, recordar, saber que todo eso que aprendiste no te lo quita nadie.
dar un paso al costado, y usar todo eso para vos. no para otro.
primero yo, decí.
escribí tus prioridades en un papelito y llevalas contigo.
yo me importo.
yo soy importante para mi y para los que me quieren.

un abrazo
f

Living Dead dijo...

Mucha angustia.

No voy a opinar sobre lo humano que subyace. No conozco lo suficiente como para hacerlo y sumar.

Te dejo un comentario sobre las (tus) palabras: Vienen cargadas. Comunican. Conmueven, y te llevan donde te tienen que llevar. Ni más ni menos que hasta donde vos querés.

Siempre supe que escribías bien. Por ahora, sólo gotitas. Invertí en el ejercicio. Lo que vuelve es muy intenso.

Mil besos.

Marce dijo...

Gracias Living! Que vergüenza me dá leerte por acá!!!

Anónimo dijo...

Todo lo que sale del corazón siempre es hermoso porque es auténtico.